En la página web de CARTESIO utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Para poder continuar con la navegación es necesario que acepte nuestra política de cookies "Normas de uso"
Aceptar

Tópicos y temas financieros. Opiniones Cartesianas

Fecha de publicación 09 de octubre de 2019

Cartesio opina sobre distintos tópicos y temas del mundo financiero. El objetivo es desmontar mitos y generar debate sobre conceptos a veces no bien entendidos.

Nº 1. “Las ampliaciones de capital son dilutivas para los accionistas“

Existe el concepto generalizado de que las ampliaciones de capital diluyen la rentabilidad para los accionistas. La idea se basa en que al haber más acciones para el mismo beneficio, el beneficio por acción será menor y, por lo tanto, el precio de cada acción también será menor. La realidad es que una ampliación de capital puede ser positiva o negativa para el accionista dependiendo del retorno que se vaya a generar con la nueva inversión.

Existen dos motivos principales para hacer ampliaciones de capital. El primero son las ampliaciones por falta de recursos para desarrollar el negocio actual. Es común en empresas muy endeudadas o bancos, que a fin de cuentas son empresas muy endeudadas. Este tipo de ampliaciones sí que son dilutivas para los accionistas, ya que se inyecta más capital en la compañía para obtener los mismos beneficios. La pérdida de valor para los accionistas que acompaña a este tipo de ampliaciones no se debe al hecho de la ampliación en sí, sino al reconocimiento por parte de la compañía de que no podía conseguir los beneficios esperados con el capital con el que contaba. El segundo tipo son las ampliaciones para llevar a cabo alguna inversión. En este caso, la creación o destrucción de valor se regirá por el retorno que se vaya a obtener con ese nuevo capital. Es decir, qué beneficio adicional se obtendrá por cada unidad de nuevo capital. Si ese retorno está por encima del coste de capital exigido por los accionistas, la ampliación generará valor. De lo contrario, el nuevo capital será valorado en el mercado por debajo del nominal aportado.