Configuración de cookies Cartesio


Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia de navegación en esta web. Aquí puedes configurar las cookies propias y de terceros, teniendo en cuenta que las cookies Técnicas son necesarias para navegar por nuestra web.

Necesarias


Estas cookies son importantes para que puedas utilizar nuestra web. Se utilizan, por ejemplo, para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicies sesión.

Ver cookies


Analiticas


Son cookies propias o de terceros que permiten analizar, de forma anónima, los hábitos de navegación de los usuarios con el objetivo de optimizar las funcionalidades. Se utilizan, por ejemplo, para medir el número de visitas o la actividad.

Ver cookies


Personalización


Estas cookies permiten recordar tus preferencias de navegaciones anteriores. Se utilizan, por ejemplo, para recordar el navegador que utilizas del idioma seleccionado.

Ver cookies


Publicidad


Son cookies propias o de terceros que permiten personalizar la publicidad que te mostramos y que ésta sea relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Ver cookies

En la página web de CARTESIO utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurarlas su uso haciendo click en "Configurar" o aceptarlas "Leer más"
Aceptar
Configurar

Tópicos y temas financieros. Opiniones Cartesianas

Fecha de publicación 09 de octubre de 2019

Cartesio opina sobre distintos tópicos y temas del mundo financiero. El objetivo es desmontar mitos y generar debate sobre conceptos a veces no bien entendidos.

Nº 1. “Las ampliaciones de capital son dilutivas para los accionistas“

Existe el concepto generalizado de que las ampliaciones de capital diluyen la rentabilidad para los accionistas. La idea se basa en que al haber más acciones para el mismo beneficio, el beneficio por acción será menor y, por lo tanto, el precio de cada acción también será menor. La realidad es que una ampliación de capital puede ser positiva o negativa para el accionista dependiendo del retorno que se vaya a generar con la nueva inversión.

Existen dos motivos principales para hacer ampliaciones de capital. El primero son las ampliaciones por falta de recursos para desarrollar el negocio actual. Es común en empresas muy endeudadas o bancos, que a fin de cuentas son empresas muy endeudadas. Este tipo de ampliaciones sí que son dilutivas para los accionistas, ya que se inyecta más capital en la compañía para obtener los mismos beneficios. La pérdida de valor para los accionistas que acompaña a este tipo de ampliaciones no se debe al hecho de la ampliación en sí, sino al reconocimiento por parte de la compañía de que no podía conseguir los beneficios esperados con el capital con el que contaba. El segundo tipo son las ampliaciones para llevar a cabo alguna inversión. En este caso, la creación o destrucción de valor se regirá por el retorno que se vaya a obtener con ese nuevo capital. Es decir, qué beneficio adicional se obtendrá por cada unidad de nuevo capital. Si ese retorno está por encima del coste de capital exigido por los accionistas, la ampliación generará valor. De lo contrario, el nuevo capital será valorado en el mercado por debajo del nominal aportado.